domingo, 19 de noviembre de 2017

Dulces de Convento




Dulces de Convento
hechos con dedicación,
con mimo y sentimiento
fiel a la tradición.

De forma artesanal
con productos cercanos,
lejos de la bollería industrial
estos dulces cristianos.

La forma de subsistir
de parte del patrimonio
es con el paladar sentir
y dar luego buen testimonio.

Que no se pierdan yemas
magdalenas y bizcochitos,
sus confituras y cremas
que son bocados benditos.

Anda Dios entre Pucheros,
Santa Teresa lo decía,
también con mucho  esmero

en la conventual  repostería.

Texto Jara
Foto Jara

jueves, 9 de noviembre de 2017

Himno de la Almudena



                                                           
                                                              Salve, Señora de tez morena
Virgen y Madre del Redentor,
Santa María de la Almudena,
Reina del Cielo, Madre de amor.

Santa María de la Almudena,
Reina del Cielo, Madre de amor.
Tú que estuviste oculta en los muros
de este querido y viejo Madrid,
hoy resplandeces ante tu pueblo,
que te venera y espera en ti.

Bajo tu manto, Virgen sencilla,
busca en tus hijos la protección.
Tú eres patrona de nuestra Villa,
Madre amorosa, Templo de Dios.


Foto Jara

lunes, 6 de noviembre de 2017

Desde la Catedral , Peregrino



Por la Cruz humillado
por el pueblo enaltecido,
con el madero cargado,
va Jesús, el elegido.

Desde la Catedral, Peregrino,
que por el centro de Sevilla,
va haciendo su camino
mientras su rostro brilla.

Siempre está acompañado,
con respeto lo están esperando,
el cielo está despejado
el Sol lo va acariciando.

Inmensa la marea humana,
que lo quiere ver andar,
inmensa la fe cristiana
que lo quiere acompañar.

Un año de aquel sentimiento
que las calles inundó,
un año de aqul momento
que a Sevilla regaló.


 El pueblo quiso ver
a su Señor amado,
salió el Gran Poder
para ser Rey proclamado.



Foto Pilar Pérez Gómez
Texto Jara

domingo, 5 de noviembre de 2017

Bendita Santa Zapatera



Bendita Santa Zapatera
Cuna de toda bondad
que llevaste por bandera
la muy cristiana caridad.

En el Centro de Sevilla
continúan con su labor,
una labor que maravilla,
labor hecha con amor.

Allí encuentra el Cielo
quién está necesitado,
allí encuentra el consuelo
aquél que fue olvidado.

En esta sociedad actual,
donde no sobran valores,
este ejemplo celestial
merece todos los honores.

Su labor fue la luz
que hoy continua brillando,
Santa Ángela de la Cruz

el pueblo te sigue amando.

Texto Jara

jueves, 2 de noviembre de 2017

Ánimas para la Vanidad. Leyenda de día de Difuntos



La misa había terminado en la Catedral de Sigüenza, la tarde de otoño era casi invernal, mientras los Señores se dirigían hacía la fiesta que habría hasta el toque de ánimas, los sacerdotes iban hacia sus residencias.Todos menos uno, que siempre aprovechaba para escaquearse,  aún había claridad de tarde pero el cielo estaba nublado, pronto el alguacil y sus corchetes irían encendiendo los candiles y se cerrarían las puertas de la villa, pero mientras en el palacio se agasajaba la merienda del día de Todos los Santos con baile incluido.

Aquel joven que por circunstancias de la vida se vio forzado a buscar el pan en la vida sacerdotal no cumplía ni una regla a las que estaban sometidos los jóvenes sacerdotes y los que aspiraban a dirigir las Parroquias de la Zona. Más bien desde su sitio de procedencia dónde tenía amistades en la parte alta de escalafón social  había llegado aún con su falta de humildad. Había tenido que salir por una pendencia y había tenido que huir millas y acogerse a sagrado.

Pero la entrada en la vida sacerdotal no había servido para nada, rondaba rejas de señoras influyentes, buscaba ser confesor de las mismas, así mismo siempre estaba cercano a los Conventos de la Villa. Al ser bien visto por la nobleza de la zona esa noche acudía al palacio, para agasajar y ser agasajado.

Hartos de su forma de actuar y con la ayuda de algunas personas influyentes, el deán de la Catedral y el Obispo le habían preparado una pequeña triquiñuela para ver si escarmentaba.

Con el toque de ánimas , se acabó el sarao y los carros estaban preparados para llevar a los participantes a sus respectivos hogares.

El sacerdote tenía también un asiento en un coche de un matrimonio que aquella noche fue invitado a quedarse en el palacio, intentó el sacerdote quedarse para dar por la mañana la primera misa del día en la Capilla, pero ese privilegio lo tendría el obispo, por lo tanto tuvo que partir con poco agrado.

Le esperaba el cochero y el carruaje empezó a andar por las calles, había llovido los días anteriores por lo que a la altura de un cementerio parroquial el carro quedó atrapado entre el barro, pidieron el cochero y el acompañante del pescante ayuda al sacerdote para que les ayudará a sacar el carro puesto que no les gustaba el sitio donde había quedado atrapado el mismo.

Se negó el sacerdote diciendo que su condición no era la de ensuciarse y más en día tan señalado y aduciendo que su residencia estaba al lado mismo  solo tenía que bajar la calle.

Dejó atrás a los criados que habían encendido dos arcabuces por si las moscas y se puso a caminar, pero se llevó una desagradable sorpresa al girar una esquina se encontró con una procesión de ánimas, ya fuera por miedo a lo que vio o por ser reprendido se puso a correr en dirección al carruaje, sin salir del susto voz alguna de los labios, viendo los dos del carruaje que alguien se acercaba corriendo y en tal noche lo tomaron por un salteador o algo peor y le dispararon, cayendo el sacerdote vanidoso en el suelo , llegaron los criados y vieron quien era pero por caridad cristiana no lo dejaron a su suerte. Se desbloqueó la rueda del fango y empezaron a andar, encontrándose con la procesión de ánimas. Los criados si sabían que existía, mientras el vanidoso como todos los años se la saltaba no.


Se recuperó el Sacerdote , pidió perdón a todos y partió hacia un destino más tranquilo, llevando consigo el ridículo tan grande que hizo en la Villa del Doncel la noche de ánimas.


Texto Jara
Foto Jara

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Todos los Santos



Patriarcas que fuisteis la semilla
del árbol de la fe en siglos remotos:
al vencedor divino de la muerte,
rogadle por nosotros.

Profetas que rasgasteis inspirados
del porvenir el velo misterioso:
al que sacó la luz de las tinieblas,
rogadle por nosotros.

Almas cándidas, Santos Inocentes
que aumentáis de los ángeles el coro:
al que llamó a los niños a su lado,
rogadle por nosotros.

Apóstoles que echasteis por el mundo
del la Iglesia el cimiento poderoso:
al que es de la verdad depositario,
rogadle por nosotros.

Mártires que ganasteis vuestra palmas
en la arena del circo, en sangre rojo:
al que os dio fortaleza en los tormentos,
rogadle por nosotros.

Vírgenes semejantes a azucenas,
que el venado vistió de nieve y oro:
al que es fuente de la vida hermosura,
rogadle por nosotros.

Monjes que de la vida en el combate
pedisteis paz al claustro silencioso:
al que es iris de calma en las tormentas,
rogadle por nosotros.

Doctores cuyas plumas nos legaron
de virtud y saber rico tesoro:
al que es raudal de ciencia inextinguible,
rogadle por nosotros.

Soldados del ejercito de Cristo
santos y santas todos:
rogadle que perdone nuestras culpas
a Aquel que vive y reina entre vosotros.


                                 
                                               Texto Gustavo Adolfo Bécquer
                                                Imagen Fra Ángelico


sábado, 28 de octubre de 2017

Patrón de los imposibles



En los difíciles momentos
es de gran ayuda
rezar con sentimiento
oraciones a San Judas.

Hacerlo con mucha devoción
acompañado de las luminarias,
un hilo de emoción
que llevan nuestras plegarias.

El crepitar de las velas
delante del popular Santo,
las velas consuelan
y mitigan el llanto.

Por situación laboral
por salud y enfermedad,
a él rezo fraternal
muy lleno de verdad.

De los imposibles Patrón
San Judas discípulo bendito
escucha bien mi oración

ahora que más te necesito.

Texto Jara
Pintura de José de Ribera, Museo del Prado