viernes, 17 de marzo de 2017

Nueve años de aquel sueño hecho realidad



Nueve años de aquel día que fue tan especial, por primera vez la Hermandad hacía estación de penitencia en la Santa Iglesia Catedral.

Día de gran ilusión que se vivió con muchísima devoción , devoción que se palpaba en el ambiente, devoción en un mar de gente que a que la Cruz de guía saliera esperaban.

Manos puestas en la cancela del templo parroquial, miradas puestas en el patio y en la puerta por donde debían de salir, en la avenida los balcones de damasco ese lunes por vez primera se vistieron.
Así salieron los primeros nazarenos, entre numerosos aplausos, la historia esperaba y ese 17 de marzo con letras mayores se escribía, San Pablo era pura alegría.
El Señor Cautivo y Rescatado ya sus calles pisaba, acompa
ñado por un misterio, la primera chicotá y el de Verde mirada la Catedral ya buscaba con sones trianeros que detrás lo acompañaban.

Y el cortejo de palio ya caminaba también , numerosos los sueños que ese día se cumplían , numerosas las promesas que realidad se hacían.

Y al poco tiempo San pablo fue testigo de cómo Sevilla por vez primera contemplaba la mirada color Esperanza de la Madre del Cautivo, la Virgen del Rosario su primera salida procesional salía y de Verde Esperanza todo lo llenaba, Verde Esperanza en su mirada y Verde Esperanza vestía llevando el Manto de Coronación de la Esperanza Macarena, hermoso ver ese palio tan humilde con una de las grandes joyas del bordado.

Y así el cortejo las calles y avenidas de la ciudad de Sevilla fue recorriendo, llenando de ilusión cada rincón y cumpliendo ese bello momento el de pisar por vez primera la Santa Iglesia Catedral con los sagrados titulares.


Sueño cumplido

Texto Jara
Foto Archivo Jara